Cómo adoptar

Santa Teresina del Bambino Gesù

“Jesús no mira tanto la grandeza de las obras,
ni siquiera su dificultad,
cuanto el amor con que tales obras se hacen…”
(Santa Teresa de Lisieux)

 

Adopciones individuales:

Se elige el sacerdote que se desea adoptar espritualmente y se reza una vez al día la “Oración por  los Sacerdotes” de Santa Teresita del Niño Jesús.

Recomendamos ofrecer una hora de adoración semanal o por lo menos mensual por el sacerdote adoptado, no sólo como acto de reparación por sus faltas, sino también para sostenerlo con la ofrenda de sí.

Al sacerdote se le puede además encomendar de la forma más congenial a nuestra propia espiritualidad: En los momentos de oración personal, durante la Misa o rezando un rosario una vez a la semana o al mes.

Lo importante es que  oremos siempre con amor y perseverancia por su santificación.

 

Adopciones comunitarias:

Si compartes el amor por los sacerdotes con amigos de tu parroquia o de tu grupo de oración y deseas orar con ellos para que sean santos, te proponemos un método sencillo y que ayuda a ser perseverantes.

Primero que todo hay que hacer una lista con los nombres de los sacerdotes por quienes se desea interceder. En esta lista se han de incluir siempre al Papa Francisco, a Su Santidad Benedicto XVI, al obispo de la propia diócesis, al párroco y demás sacerdotes de la propia parroquia o de la parroquia en la que se reúne el grupo.

Luego se imprimen las oraciones por los sacerdotes de Santa Teresita (que encontráis aquí), se recortan y se escribe en cada una de ellas el nombre de uno de los sacerdotes elegidos, de manera que haya una oración por cada sacerdote a adoptar.

Estas hojitas se colocan en una cesta a los pies del altar, si el encuentro se lleve a cabo en una iglesia, o en una mesita, si se reza en una casa privada.

Diapositiva15

Al final del encuentro de oración, los participantes que deseen adoptar un sacerdote sacan una hojita de la cesta y se comprometen a sostener el sacerdote que les ha tocado en suerte hasta el siguiente encuentro de oración, según las modalidades descritas más arriba en las “adopciones individuales”.Cuando todos tengan su hojita en la mano, se reza en voz alta la oración sin pronunciar el nombre del propio sacerdote.

Es más sencillo de lo que parece y tiene la ventaja del efecto sorpresa. Nosotros notamos cada vez que nos reunimos en nuestros cenáculos de adoración o en los grupos de oración que las personas no ven la hora de descubrir el nombre del sacerdote por el que van a interceder hasta el próximo encuentro, pues si una vez te toca rezar por el papa, la próxima vez puede ser que te toque un obispo, un párroco, un coadjutor, un exorcista, etc.. De esta forma no sólo se descubre la riqueza del ministerio sacerdotal y evitamos la monotonía, sino que renovamos en cada encuentro nuestro compromiso con el Señor.

 

Cómo adoptar seminaristas y diáconos

El Fuego de Ars no se limita únicamente a adoptar sacerdotes, sino que intercede también por nuestros futuros presbíteros y por los diáconos.

En este caso, se adopta al seminarista o al diácono según las modalidades ya descritas, utilizando las siguientes oraciones:

ORACIÓN POR LOS SEMINARISTAS (1)

Oh Jesús, Pastor eterno de las almas,
protege a tus seminarsitas y especialmente a:
…………………………………………………
en el refugio de Tu Sagrado Corazón.
Te pertencecen y sus vidas arderán un día delante de Tus Tabernáculos.
Guíalos en sus estudios y en su formación.
Confórtalos en los momentos de desaliento
y haz que sean fuertes y perseverantes en la lucha contra el mal.
Consérvalos puros como la hostia que elevarán un día.
Bendice sus trabajos y fatigas,
y que como fruto de su apostolado
obtengan la salvación de muchas almas
que sean su consuelo aquí en la tierra
y su corona eterna en el cielo.
Amén

ORACIÓN POR LOS DIÁCONOS

Oh Jesús, Pastor eterno de las almas,
protege a tus diáconos y especialmente a:
…………………………………………………
en el refugio de Tu Sagrado Corazón.
Derrama tu Espíritu sobre ellos
y fortalécelos con tu gracia
para que desempeñen con alegría, fidelidad
y en espíritu de comunión eclesial
su ministerio pastoral.
Haz que sean humildes, sinceros en la caridad
y tiernos con los débiles.
Bendice sus trabajos y fatigas,
y que como fruto de su apostolado
obtengan la salvación de muchas almas
que sean su consuelo aquí en la tierra
y su corona eterna en el cielo.
Amén

Anuncios