Quiénes somos

Somos laicos que compartimos el sueño de que todos nuestros sacerdotes y seminaristas se vuelvan santos.

Oramos especialmente por el  Papa Francisco, por Su Santidad Benedicto XVI, por nuestros obispos y por los consagrados que han pedido ser adoptados por “El Fuego de Ars” o que nos han sido encomendados para que los apoyemos con nuestras oraciones en un momento de necesidad. Le pedimos también al Señor que suscite nuevas vocaciones a la vida consagrada.

El Fuego de Ars

spirito santoLa idea de adoptar sacerdotes espiritualmente nace en Roma, el 8 de junio de 2010, en vísperas de la conclusión del Año Sacerdotal durante un retiro para sacerdotes, obispos y seminaristas promovido por ICCRS y por la Catholic Fraternity.

La iniciativa lleva el nombre “El Fuego de Ars” en honor de San Juan María  Vianney, el Santo Cura de Ars, modelo y protector de todos los sacerdotes.

Además, la palabra “Fuego” alude al poder del Espíritu Santo, a quien encomendamos nuestros presbíteros para que los ilumine y los purifique. Nuestro deseo es que esta iniciativa se propague con la velocidad del fuego y logre inflamar los corazones de muchas personas en el mundo.

Agradecimientos

Le damos gracias a Dios por todas las bendiciones recibidas y por las numerosas personas que han descubierto la belleza del ministerio sacerdotal a través de las adopciones espirituales. Nuestros agradecimientos van también a don Luigi Brigatti, párroco de Sedriano, Italia,  a la congregación de las hermanas Suore Serve di Gesù Cristo, al grupo de oración  “Rosario delle Mamme” y a todas las personas que rezan con nosotros por la santidad de los sacerdotes.

Anuncios